CBD es una molécula que forma parte de la familia de cannabinoides y es un componente importante del cáñamo Cannabis Sativa L.

Se determinaron unos 120 cannabinoides en el cáñamo, el más estudiado de los cuales:

  • -(-)-Delta9-trans–tetrahidrocannabinol (D9-THC)
  • cannabidiol (CBD)
  • cannabigerol (CBG)
  • cannabinol (CBN)

El informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (1) declaró en noviembre de 2017 CBD como una molécula no psicoactiva (Pisanti et al., 2017)(2) y legal en Francia. No causa sentimientos de embriaguez, mareos o euforia. No debe confundirse con THC,que es una molécula contenida en grandes cantidades en marihuana, descrito como psicoactivo,es una droga y está prohibido en Francia. CBD no afecta a la conciencia, no disminuye la memoria, por el contrario aumenta la concentración y puede ayudar a prevenir un estado de intoxicación. Una característica interesante de esta molécula es su muy baja toxicidad, causando muy pocos efectos secundarios y teniendo muchos beneficios.

A finales de 2017, algunas variedades de cáñamo fueron legalizadas en Europa. Las plantas de cáñamo autorizadas deben tener un contenido de THC de menos de 0,2 y sólo las semillas de cáñamo y fibras pueden utilizarse con fines industriales. El uso de flores está prohibido, así como la presencia de THC en los productos terminados.

(1) Informe de la OMS (2017) Comité de Expertos sobre La Drogodependencia de Cannabidiol (CDB) trigésimo noveno

(2) Pisanti S. et al. (2017), Cannabidiol: Estado de la técnica y nuevos retos para las aplicaciones terapéuticas. Pharmacol Ther. 175: p. 133-150.